Alcalde 161123

Me dirijo a mis hermanos y hermanas de Nauta para hacer de su conocimiento que el suscrito viene trabajando, gracias a Dios, sin descanso por el desarrollo y progreso de la provincia, contando para ello con el apoyo de los regidores y funcionarios de la municipalidad provincial y los miembros de la sociedad civil.

Estoy seguro que la noticia de que la Comisión de Constitución del Congreso de la República, que preside la congresista Martha Moyano Delgado, aprobó con 12 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, el dictamen recaído en los proyectos de ley 2027, 2067, y otros, que propone la Ley de reforma constitucional que modifica los artículos 191 y 194 de la Constitución Política del Perú, a fin de establecer la reelección inmediata por un solo periodo adicional para alcaldes y gobernadores regionales, ha sido una bomba para muchas personas que aspiran ocupar el sillón consistorial.

La aprobación de ese dictamen para la reelección de autoridades se convierte en un incentivo para la buena gestión regional y municipal y, del mismo modo, permite la profesionalización de la política.

También, reivindica el derecho de la ciudadanía a elegir libremente la continuidad o no de sus autoridades a nivel municipal y regional, con lo que le permite premiar al buen gestor con la continuidad de su mandato. De este modo, se beneficia de proyectos de inversión y desarrollo a corto, mediano y largo plazo.

Sin embargo, en ningún momento he pensado en reelección. Primero tengo que cumplir con los compromisos asumidos con mi pueblo y luego de hacer una autoevaluación, recién habrá un espacio para pensar en reelección.

Pero el enemigo no se detiene y mueve como pulpo, todos sus tentáculos para dañar y empañar una gestión dirigida por un humilde nativo que solo se ha dedicado a trabajar por el progreso de la provincia. Eso es lo que les duele: que una persona que no da mermeladas para que no le ataquen y que no se mete al bolsillo la plata del pueblo esté como alcalde.

Quiero citar lo que dice la Biblia referente al respeto a las autoridades: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. Por lo tanto, el que se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios se ha opuesto; y los que se oponen, acarrean sobre sí mismos condenación”.

Hoy tomé conocimiento de que presentaron otra denuncia en mi contra, acusándome de promover invasiones en la ciudad. Acusación que descarto totalmente, porque no es así. He venido a trabajar de manera correcta y transparente, respetando todas las normas legales.

Me pregunto, ¿cuándo se van a cansar de denunciar? No hay respuesta, pero yo sí les puedo asegurar que yo no me cansaré de trabajar por los que menos tienen y por solucionar las necesidades de mis hermanos y hermanas de Nauta y sus comunidades.

Hago un llamado a la población a estar alerta al movimiento maquiavélico de personas que no quieren el desarrollo de la provincia. Quieren atraso porque ahí aprovechan para llevar agua a sus molinos. Cuando es época de campaña, ofrecen todo y cuando ganan, no cumplen nada.

Seguiremos trabajando humildemente hasta que Dios Todopoderoso lo decida. Solo me queda reafirmar mi compromiso de trabajo denodado para lograr el despegue al desarrollo de nuestra provincia.

Bendiciones para todos

JOSÉ DANIEL SABOYA MAYANCHI

¡PARA SERVIRTE SIEMPRE!

Por JDSM

Telegram
WhatsApp
FbMessenger