FB IMG 1697472095474

Gracias, mamá, por todo lo que hiciste por nosotros. Te quiero y te guardaré en mi memoria para siempre.

Días de inmensa alegría para mí. Llegué a la localidad de Trompeteros en Comisión de Servicio, donde pernocté y al día siguiente viajé hasta la comunidad nativa de Cuchara.

La primera grata sorpresa la tuve al encontrar a mi querido padre, Juan Saboya Pacaya, siervo de Dios, de quien heredé responsabilidad, honestidad y valores. Estaba en la comunidad de Cuchara dando las palabras de apertura de un evento en el que participé.

Al regresar y ver a mi pueblo, donde pasé momentos felices y también tristes, vinieron a mi mente los recuerdos de cuando, con la firme disciplina de mis padres, seguí mis estudios primarios en una escuela rural.

Tuve sentimientos encontrados, ya que me dio mucha alegría llegar al lugar donde pasé parte de mi niñez, pero también tristeza, ya que ahí descansan los restos de mi querida madre, Dina Mayanchi Pacaya, y mi hermanita, Sibia Saboya Mayanchi, personas a quienes llevaré en mi corazón hasta el fin de mis días.

Las visité en el cementerio, rogando a Dios Todopoderoso para que los tenga a su diestra y desde allí me iluminen y guíen en el trabajo que estoy desarrollando en bienestar de la provincia.

Estar ante la tumba de mi madrecita y mi hermanita me llevó al borde del llanto al no poder abrazar a los seres queridos que tanto sacrificio hicieron para que yo sea una persona de bien y ahora, principal autoridad de la provincia.

Quise compartir esos hermosos momentos que pasé al lado de mis familiares.

Agradezco al Divino Hacedor por permitirme ese gozo divino.

Bendiciones para todos.

José Daniel Saboya Mayanchi

¡Para servirte siempre!»

Por JDSM

Telegram
WhatsApp
FbMessenger